Gobierno de Honduras refuerza operativos de seguridad en zona oriental y sur

Redacción Central / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. El presidente hondureño Juan Orlando Hernández, ha supervisado la instalación de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) en el departamento de El Paraíso, Valle y Choluteca.

Integrada por la Policía Nacional, la Policía Militar de Orden Público (PMOP), la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES), fiscales, jueces, alcaldías, fuerzas vivas y sociedad civil, el objetivo de Fusina es combatir la criminalidad y fortalecer la paz.

“A los delincuentes se les acabó la fiesta, haremos lo que tengamos que hacer para que el pueblo hondureño viva en paz –dijo Hernández-. “El país no puede seguir como un potrero, pondremos orden y en eso estamos trabajando con todos los órganos operadores de justicia”.

En El Paraíso, unos 529 miembros de los distintos operadores de justicia recibieron la buena noticia del Presidente, quien les dijo “En su momento me hicieron muchas críticas por el tema de la Tasa de Seguridad, pero hoy quiero contarles que ya están en el país más de cinco mil chalecos antibalas, pues hay muchos que ya están vencidos”.

“Quiero felicitar públicamente a militares y agentes de inteligencia, porque he visto logros importantes. Queremos estar cerca de ellos monitoreando, porque este es el nuevo esquema de trabajo para lograr la paz y tranquilidad que Honduras necesita”, dijo.

No es fácil esta batalla contra la delincuencia, pero no descansaremos hasta que reduzcamos drásticamente los índices de violencia en todo el país. Los criminales quieren apoderarse incluso en pueblos y ciudades en los que históricamente el pueblo ha vivido en paz, refirió.

Y dirigiéndose a la comunidad, dijo: “Para el caso, mi departamento de Lempira ha sido seguro durante muchos años, pero el otro día encontramos plantaciones de marihuana en una montaña, eso quiere decir que se van a los lugares que viven en paz y eso puede suceder aquí en El Paraíso y no lo debemos permitir, pero en eso nos deben ayudar ustedes”.

Por último, el presidente Hernández hizo énfasis en la importancia que tiene que “Los sacerdotes o líderes religiosos acompañen a los maestros en las aulas y les motiven y les inculquen los buenos valores a las nuevas generaciones pues es un magnífico método de prevención”.

Google Videos Like This

Loading...
Loading...